#notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso   #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso   #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso   #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso   #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso   #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso   #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso   #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso   #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso  

Olga

En mi época universitaria, que me movía mucho por el centro de la ciudad y cogía de forma continua el autobús, me pasó de todo por las calles.

Desde acercarse un hombre a mí en bicicleta y bajarse los pantalones, hasta otras ocasiones que me han perseguido y chistado reiteradamente.

O ir caminando y pasar una bici por mi lado y darme una palmada en el culo.

Muy humillante, sí 🙁  .

Lo peor:

Un hombre mayor, muy bien vestido, que se sentó junto a mí en el autobús y me insistía en que dejara mis estudios para irme con él, que ya lo estaba haciendo con otras chicas.

Tuve que bajarme mucho antes de mi parada e ir andando hasta la universidad.

Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments