Ciudades y Espacios Públicos Seguros para Mujeres y Niñas

ONU Mujeres desarrolló este programa insignia en 2008 como respuesta a las situaciones de violencia que se dan en las ciudades

 

En España desde #NoTienesMipermiso y Mancomunidad La Vega se está trabajando para que el acoso callejero se reconozca como delito

 

El acoso callejero es un tema que preocupa y mucho fuera de los límites de este país. Numerosas iniciativas en países de todo el mundo así lo demuestran. Entre ellas destaca ONU Mujeres que lanzó en 2008 el programa insigniaCiudades y espacio públicos seguros para mujeres y niñas”. Surgió como una respuesta para prevenir y responder a las situaciones de violencia que viven muchas mujeres en las ciudades. También responde a la necesidad de generar conciencia, evidencia, campañas de comunicación y buenas prácticas en la prevención del acoso sexual y los diversos tipos de violencia que enfrentan las mujeres y las niñas en todo el mundo en los espacios públicos.

Se trata pues del primer programa mundial en su tipo que diseña, aplica y evalúa herramientas, políticas y enfoques integrales de prevención y respuesta al acoso callejero y otras formas de violencia sexual contra mujeres y niñas en diferentes escenarios. La iniciativa comenzó con los programas inaugurales de Quito (Ecuador); El Cairo (Egipto); Nueva Delhi (India); Port Moresby (Papua Nueva Guinea) y Kigali (Rwanda). En la actualidad se extiende a más de 20 ciudades.

Todas aquellas ciudades que se adhieren a este programa se comprometen principalmente a cuatro cosas: diagnosticar, legislar, invertir y sensibilizar. Se trata pues de hacer un diagnóstico en primera instancia para identificar qué intervenciones específicas son necesarias. Y así poder desarrollar e implementar leyes y políticas integrales para prevenir y responder a la violencia sexual en los espacios públicos. Invertir en recursos que favorezcan la seguridad en las calles e infraestructura pública. Y promover campañas de sensibilización y educación que promuevan los derechos de las mujeres y niñas a disfrutar de los espacios públicos libres del acoso y violencia sexual.

En estos momentos en España desde la iniciativa de reciente creación de la campaña #NoTienesMiPermiso la Mancomunidad de la Vega pretende dar un paso más allá y conseguir que se legisle esta problemática social. En estos momentos se encuentra en fase de recopilar firmas a través de la plataforma CHANGE.ORG. El objetivo: que el acoso callejero se reconozca en nuestro país como delito.

DESCARGA EL DOCUMENTO DE ONU MUJERES: Ciudades y Espacios Públicos Seguros para Mujeres y Niñas

Movilización en la Semana Internacional contra el acoso callejero

La campaña #NoTienesMiPermiso promueve actividades para concienciar a la población sobre esta forma de violencia sexual

Municipios alicantinos se suman a las acciones promovidas por algunas plataformas internacionales

 Numerosas ciudades de todo el mundo se encuentran inmersas en diversas actividades con motivo de la Semana Internacional contra el Acoso Callejero. Desde plataformas como Hollaback!, Observatorio Contra el Acoso Callejero o Stop Street Harassment se promueven acciones de lucha contra esta forma de violencia sexual.

La campaña nacional #NoTienesMiPermiso, pretende que el acoso callejero sea reconocido como delito con su petición de firmas en la plataforma Change.org. Esta iniciativa popular necesita el apoyo de un gran número de ciudadanos e instituciones para transformarse en un proyecto de ley que pueda ser presentado ante el Gobierno de España y el Ministerio de Justicia.

Representantes los municipios alicantinos implicados en la campaña comienzan a visitar a los cursos de Bachillerato de algunos institutos con el objetivo de mostrar su propuesta y concienciar a los jóvenes sobre la problemática. La intención es buscar el máximo apoyo para la campaña e informar sobre la misma a ciudadanos de todas las edades.

El acoso callejero está formado por un conjunto de conductas físicas y verbales que se llevan a cabo contra una persona sin su consentimiento: frases obscenas, persecuciones, tocamientos, fotos sin permiso, miradas intimidatorias, abordaje, exhibicionismo y un largo etcétera. Estas acciones atentan contra la seguridad y la libertad de las personas y pueden ser perpetradas tanto en espacios públicos como en espacios privados de acceso público. Las mujeres suelen ser las principales agredidas.

Lanzamiento de la campaña para luchar contra el acoso callejero

Mancomunidad la Vega crea una iniciativa popular para que esta forma de violencia sexual se reconozca como delito

#NoTienesMiPermiso pretende hacer llegar una proposición de ley al Gobierno de España y al Ministerio de Justicia

Mancomunidad la Vega ha iniciado una campaña para que se reconozca el acoso callejero como un delito. La agrupación compuesta por los municipios alicantinos Redován, Algorfa, Jacarilla y San Miguel de Salinas quiere presentar esta proposición de ley ante el Gobierno de España y el Ministerio de Justicia. Desde la Mancomunidad se alude al carácter inédito de una iniciativa que “combate una realidad que afecta, principalmente, a la libertad y la seguridad de las mujeres.

Presentación No tienes Mi PermisoLa intención de la agrupación es que la campaña consiga su propósito para el 8 de marzo del próximo año, Día Internacional de la Mujer. En palabras del presidente Emilio Fernández, “ponerse de perfil ante esta realidad implica mantener una complicidad con los casos de acoso”. Por ello, instan a la Diputación, la Generalitat, colegios profesionales y otros colectivos de entidad a colaborar en la lucha contra este problema de índole social.

El acoso callejero es una forma de violencia sexual que puede ser perpetrada tanto en espacios públicos como en espacios privados de acceso público. Se trata de un conjunto de conductas físicas y verbales que se llevan a cabo contra una persona sin su consentimiento: frases obscenas, persecuciones, tocamientos, fotos sin permiso, miradas intimidatorias, abordaje, exhibicionismo y un largo etcétera. La iniciativa popular para combatir estos actos ha arrancado con la creación de la web www.notienesmipermiso.org y el lanzamiento de una campaña de firmas en la plataforma Change.org, además del hastag #NoTienesMiPermiso.

España ha ratificado la Convención de Estambul, tratado realizado en el marco del Consejo de Europa para la prevención y lucha contra la violencia hacia las mujeres. Esta obliga a los estados a perseguir “toda forma de comportamiento no deseado, verbal, no verbal, físico, de carácter sexual, que tenga por objeto o resultado violar la dignidad de una persona”. Sin embargo, y a diferencia de lo que sucede en otros países, la legislación española evidencia lagunas normativas que impiden afirmar que exista un tipo normativo adecuado para resolver dicha cuestión, teniendo que buscar su acomodo en otras figuras legales inadecuadas.

En definitiva, el acoso callejero es una realidad que afecta gravemente la libertad y la seguridad y urge de una solución jurídica adecuada. En países como Francia, Alemania, Reino Unido, Estados Unidos, Japón, India, Argentina, Uruguay y Chile ya está siendo abordado este problema. En España, por el momento, apenas destaca el esfuerzo que realiza la red ‘Hollaback’ desde Barcelona.

Según la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, en nuestro país la mitad de las mujeres mayores de 15 años han sido acosadas sexualmente alguna vez. Por otro lado, una encuesta a nivel mundial de Actionaid desvela que el 80% de las mujeres ha sentido miedo al volver a casa en alguna ocasión. Emilio Fernández reconoce, pues, “la necesidad de regular estas prácticas condenables”. De este modo, la propuesta de la Mancomunidad la Vega supone un paso adelante en la erradicación de la violencia de género y promueve la igualdad entre sexos.

Estando plenamente comprometida la Mancomunidad la Vega en la lucha decidida contra la violencia machista, se promueve esta iniciativa popular con el fin de obtener el respaldo mayoritario de la sociedad española mediante las oportunas campañas sociales. Esto permitirá solicitar al Gobierno de España que lleve a efecto todos los trámites legales pertinentes para formular la oportuna proposición de ley que regule de forma satisfactoria el fin del acoso callejero.