#notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso   #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso   #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso   #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso   #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso   #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso   #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso   #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso   #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso  #notienemipermiso  

Premio iniciativa NTMP

La GVA Igualtat i Polítiques Inclusives concede
a Mancomunidad la Vega el Premio de Fiestas
Inclusivas y No Sexistas por #NoTienesMiPermiso

La Dirección General del Instituto Valenciano de las Mujeres y por la
Igualdad de Género de la Conselleria de Igualdad y Políticas
Inclusivas, concede a Mancomunidad la Vega el Premio de Fiestas
Inclusivas y No Sexistas por la campaña #NOTIENESMIPERMISO.

i1

i2
i3

Un proyecto desarrollado con el objetivo de sensibilizar y concienciar ante la problemática del acoso sexual callejero.

El pasado miércoles 20 de noviembre de 2019 tuvo lugar la entrega de premios en el Centre de Carme, Cultura Contemporánea de Valencia, donde Dña. Mónica Oltra, vicepresidenta, portavoz y consejera de Igualdad y Políticas
Inclusivas de la Generalidad Valenciana
acompañada de Doña María Such, Directora General del Instituto
Valenciano de las Mujeres
hizo entrega del premio a Dña. Pilar Díaz Rodríguez, Presidenta de Mancomunidad
la Vega
, quien lo recogió en compañía de Dña. María Teresa Martínez Cárceles, Directora Técnica de la
Mancomunidad la Vega.

Un acto en el que además del premio otorgado a Mancomunidad la Vega en la categoría
a entidades locales de población hasta 20.000 habitantes, también fueron entregados los premios a los Ayuntamientos de
Alaquàs, La Alcudia de Crespins y Villafranca, municipios premiados en el resto de categorías.

La convocatoria de premios, recogida dentro de las acciones con las que la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, pretende la apertura de espacios en el ámbito festivo que integren la igualdad de género como parte natural del discurso colectivo.

#NoTienesMiPermiso impulsa una campaña de recogida de firmas en la plataforma Change.org para instar al Gobierno de España a que lleve a cabo las modificaciones legales pertinentes para el reconocimiento del acoso sexual callejero como delito. Y, además, se complementa con otros dos proyectos impulsados por la Agencia de Igualdad de la Mancomunidad, Empoderadas y El Club de los Hombres que saben Querer, dos iniciativas con las que se trata de captar a chicas y chicos respectivamente, para el trabajo del empoderamiento personal y las nuevas masculinidades.

El desarrollo de la campaña de fiestas llevada a cabo en los municipios de Algorfa, Jacarilla, Redován y San Miguel de Salinas, contribuye a la erradicación de comportamientos machistas y de acoso en eventos de ocio masivo, como las fiestas patronales, festivales o eventos similares. Promoviendo la implicación activa de la ciudadanía mediante actuaciones de sensibilización y atención a través del voluntariado, y en coordinación con las fuerzas de seguridad.

Las acciones llevadas a cabo incluyen la creación de puntos naranja #NoTienesMiPermiso de seguridad, donde se ha informado sobre violencia machista y atendido todas aquellas personas que lo han requerido. La formación y captación de personas colaboradoras (voluntariado, comparsas festeras, comisión de fiestas, policía y protección civil) en temáticas de igualdad. Difusión mediante material divulgativo online y offline, de sensibilización y concienciación en la materia. Así como la colaboración en puntos violetas con la asociación Edisex en festivales de música nacionales en las provincias de Alicante y Murcia.

En palabras de Dña. Pilar Díaz Rodríguez “Es un privilegio y un honor recoger este premio. A una iniciativa valiente que pone de manifiesto que la violencia contra las mujeres no es espontanea, sino que se educa en ella desde pequeños. Y gracias a este programa se saca a la luz una violencia que estaba normalizada.

Proyecto de Ley

Será clave el consentimiento expreso a mantener relaciones sexuales.

libertad

La futura Ley de libertad sexual castiga todo comportamiento sexual sin consentimiento, incluido el acoso callejero y eso es una buena noticia, y nos da fuerzas para seguir con nuestro propósito: Charge.org.

El proyecto legal considera clave el consentimiento expreso a mantener relaciones sexuales; acaba con la distinción entre abuso y violación y tipifica por primera vez como delito el acoso ocasional o callejero, para penalizar “expresiones, comportamientos o expresiones sexuales o sexistas que creen una situación humillante, hostil o intimidatoria” con multas o bien arresto domiciliario, alejamiento o trabajo comunitario.

Desde Igualdad inciden en que no se refiere únicamente a situaciones producidas en vía pública, sino también en lugares privados como bares o discotecas. Asimismo, niegan que se criminalice el piropo:

“Este delito requiere de denuncia por parte de la víctima, si la mujer lo oye como un piropo no va a denunciar, pero si le genera una situación hostil, humillante o intimidatoria, pues llamarlo piropo es un problema del patriarcado” –subrayan fuentes del Ministerio.

Respecto al delito de ‘stalking’ –que se refiere al acoso reiterado– se elimina de la redacción del Código Penal el que tenga que ser “gravemente” la vida cotidiana de la víctima. Para Igualdad, basta con que la altere al existir seguimientos, contactos insistentes o uso de sus datos.

El objetivo de la nueva legislación, según subrayó Irene Montero, es cambiar el “paradigma” de forma que se establezca un marco de prevención, atención, sanción y reparación para las víctimas de violencias sexuales equiparable al que ya proporciona la ley contra la violencia de género. Para la ministra de Igualdad, se trata de un proyecto “valiente”, “ambicioso”, que sitúa a España entre los países más pioneros y que “dará más seguridad a las mujeres”, que “nunca más” verán cómo “se pierden sus derechos en un callejón oscuro”.

La violencia callejera basada en género.

Por supuesto, muchas personas también sufren acosos a causa de otros factores; como su raza, país de origen, religión, discapacidad o clase social. Algunas personas son acosadas por razones múltiples durante un mismo incidente.

El acoso callejero es un acto violento que intenta ejercer poder y control sobre la víctima; a menudo es una manifestación de una forma de discriminación social, como lo son el sexismo, la homofobia, la islamofobia, el clasismo, el capacitismo y el racismo. Se manifiesta con:

  • Comentarios no deseados.
  • Gestos
  • Acciones impuestas por un extraño en un lugar público sin consentimiento.
  • Y dirigidas hacia la víctima debido a su sexo real o percibido, género, expresión de género u orientación sexual.

“Independientemente del país en el que vivan, las niñas y adolescentes no se sienten seguras en las calles de sus ciudades y temen ser objeto de distintas formas de violencia. Este tipo de iniciativas nos permiten visibilizar el acoso y recoger las opiniones de las chicas para promover soluciones a este problema tan cotidiano como invisibilizado”, asegura Concha López, directora general de Plan Internacional.

Que caminemos por un espacio público no quiere decir que nuestro cuerpo sea público.

HOMBRES Y ACOSO:PRÁCTICAS DE ACTUACIÓN

CAMPAÑAS.

Los hombres tienen un lugar privilegiado en la sociedad y algunos se sienten dueños de los espacios públicos. Son ellos y solo ellos quienes deben de comprender que han confundido símbolos de galantería con violencia sexual.

iB3

No es culpa de las mujeres y no existe justificación ni excusas para pensar que sí. Son los hombres quienes tienen que recapacitar y eliminar prácticas tan normalizadas como

  • – Piropos
  • – Miradas lascivas
  • – Gestos obscenos
  • – Grabaciones de cuerpo no consentidas
  • – Tocamientos
  • – Persecuciones
  • – Silbidos, besos, jadeos y otros ruidos.

La ropa que decidas llevar, la hora a la que decidas salir y el estado en el que decidas volver no les da ningún permiso para manifestarse, de ninguna de las formas.

Una de las formas para evitar y hacer disminuir el fenómeno es a través de campañas de concienciación:

“Al revés tú te asustarías” es el lema con el que un pueblo de Granada lanza en 2019 la campaña contra el acoso callejero a las mujeres. Una cámara oculta asombra a hombres en una calle de manera inesperada. Al finalizar, algunos entienden el sentimiento de las mujeres, otros se sienten intimidados y otros entienden, en primera persona, qué significa sentirse inseguros al no poder caminar tranquilos. La conclusión final es que no deja indiferente a nadie.

Sensibilizar y despertar la empatía es clave para que los hombres sean capaces de entender.

EDUCACIÓN

La implantación de asignaturas de igualdad de género en la escuela y el soporte de los puntos seguros en lugares de ocio dotados de información y que abogan por la prevención son otras iniciativas que, además de buscar la erradicación de la violencia de género callejera, son parte la parte educacional para que los hombres desaprendan y podamos, algún día, convivir en los espacios públicos de manera segura.

Mónica Saiz Martínez, socióloga y participante en el informe “Noches seguras para todas”,
explica el hecho del problema

“Existe violencia sexual cuando hay una intromisión no deseada en el cuerpo, en el tiempo o en el espacio de las mujeres, aunque solo tenemos asumido el caso extremo, el de la violación. Hay un arco desde comportamientos sutiles en el que entran la insistencia, los comentarios indeseados, el contacto físico o los acercamientos, acorralamientos, seguimientos…”

Puedes leer la entrevista completa aquí https://www.lavozdegalicia.es

SANCIONES

¿Es inconsciente el acoso? Las faltas de percepción por culpa del sistema no implica que tengamos que dejar las cosas como están, restarle importancia o creer que es normal.

Las consecuencias sentimentales que surgen después de haber sufrido acoso y el recuerdo de la situación van desde el asco, la inseguridad, el miedo, la rabia, la impotencia y, en ocasiones, implica que la víctima se vea, incluso, en la necesidad de cambiar de residencia.

La sanción, por tanto, también es clave para que estos actos dejen de producirse:

“ Soy un hombre de tamaño medio y ya de cierta edad. La otra noche, volviendo a mi casa, cinco individuos jóvenes y fuertes me obligaron a entrar en un portal y, sin blandir navajas ni otras armas, me conminaron a entregarles todos los objetos de valor que portase. Asustado por la intimidación, les di el reloj, el móvil y el dinero que llevaba en la cartera. Ahora dudo en si denunciar o no el hecho, porque quizá no me resistí lo suficiente, no grité, no los amenacé, no opuse resistencia verbal, no arriesgué mi vida para salvar mis pertenencias. Quizá, pueda pensar alguien, colaboré con el robo y hasta disfruté con él. ¿Les suena?”.

Juan Antonio Bueno Alvárez nos deja en Instagram este testimonio. Nos suena ¿Y a ti?.

Enlaces de interés:

Semana Internacional Contra el Acoso Callejero [11 al 17 de abril]

ntmp
sIntCAC

Este movimiento surge en 2011, con la iniciativa «Paremos el acoso callejero», impulsada por la socióloga peruana Elizabeth Vallejo, y organizada conjuntamente con la organización estadounidense Stop Street Harassment, fundada por Holly Kearl, experta en violencia de género y especialmente en acoso callejero.

EL ACOSO CALLEJERO EN ESPACIOS PÚBLICOS: UN PROBLEMA PRIORITARIO DURANTE LA COVID-19.

L’Oréal Paris reafirma su compromiso en la lucha contra el acoso callejero en colaboración con la ONG Hollaback! y Fundación Mujeres durante la Semana Internacional Contra el Acoso Callejero y tras realizar un *estudio con Ipsos, se examinó que el acoso callejero es un problema a nivel mundial donde se incluye España, se ha demostrado que el acoso callejero continúa siendo una preocupación imperante, aún más en el contexto de ansiedad generalizada causada por la pandemia COVID-19. A continuación algunos datos significativos:

  • 75% de las mujeres evitan ciertos espacios públicos para evitar el acoso callejero.
  • 59% adapta su ropa y su apariencia cuando salen a la calle.
  • 54% evita determinados medios de transporte.
  • El 72% de las personas encuestadas piensa que llevar mascarilla permite a los acosadores esconderse y sentirse intocables (el 81% de las encuestadas en España).
  • el 80% de las mujeres han experimentado acoso callejero en un espacio público al menos una vez en su vida, y el 82% en España.
  • 53% de las personas encuestadas afirman que las mujeres son culpadas habitualmente por las situaciones de acoso callejero por su actitud, comportamiento o apariencia (55% hombres, 50% mujeres).
  • 86% de las personas encuestadas afirman que existe una falta de formación sobre cómo intervenir en una situación de acoso callejero.
  • 1 de cada 2 mujeres afirma que NO se siente segura en un espacio público.

EN UN MUNDO CONFINADO CON UNA ATMÓSFERA DE TEMOR Y RIESGO EN LOS ESPACIOS PÚBLICOS.

Silvia Macedo, directora general de L’Oréal Paris en España afirma “la Semana Internacional Contra el Acoso Callejero es un momento clave para unirnos y luchar contra el acoso callejero, que ha afectado a 1 de cada 3 mujeres el pasado año, una cifra alarmante teniendo en cuenta el momento y la situación de confinamiento. Stand Up Contra el Acoso Callejero es una parte esencial de nuestro esfuerzo en luchar contra la discriminación y asegurar que cualquiera que experimenta o es testigo de acoso callejero sepa cómo responder de forma segura. En España tenemos el orgullo de contar con Fundación Mujeres para romper barreras y dar a las mujeres el poder y la confianza para tomar el lugar que se merecen en la sociedad”.

UNA LLAMADA A LA ACCIÓN URGENTE: Únete al movimiento #NoTienesMiPermiso CONTRA EL ACOSO CALLEJERO.

El acoso en espacios públicos no ha dejado de ser una problemática durante la crisis sanitaria a pesar de los sucesivos confinamientos y las restricciones de movilidad.
El objetivo de esta iniciativa, además de la sensibilización, es que la campaña nacional #NoTienesMiPermiso, se convierta en un lugar al que acudir y sentirte acompañada. Un lugar donde poder expresarte. Queremos que te sientas arropada y escuchada. No estás sola y por lo tanto no debes sentirte así, tanto si has sufrido acoso callejero o quieres denunciar y actuar contra él, te animamos a ser parte del cambio y contarnos tu experiencia!.

El acoso callejero continúa siendo una preocupación importante.

El acoso callejero continúa siendo una preocupación importante.

grafica
acoso1
acoso2

En un momento en el que la ansiedad social es protagonista por la COVID 19, un estudio exclusivo y global dirigido por L’Oréal Paris con Ipsos ha revelado que el acoso callejero continúa siendo una preocupación importante.

De hecho, algunos datos significativos de esta encuesta, que se realizó a 14.000 personas de 14 países, revelan que nuestra ansiedad en los espacios públicos ha aumentado:

¿Te imaginas tener que adaptar tu forma de vestir para salir a la calle? o ¿evitar pasar por ciertos sitios por miedo?

Pues el 75% de las mujeres evitamos ciertos espacios públicos para no enfrentarnos a una situación de acoso y es más, 59% de nosotras adaptamos nuestra ropa y forma de vestir cuando salimos a la calle e incluso el 54% evitamos determinados medios de transporte.

Esta noticia confirma que esto sigue sucediendo: https://www.bluradio.com/blu360/bogota/momentos-de-terror-taxista-y-complice-intentaron-violar-a-pasajera-en-bogota

En líneas generales, 1 de cada 2 mujeres afirma que no se siente segura en un espacio público. ¿Triste, verdad?.

Y es que las cifras son demoledoras:

El 80% de las mujeres han experimentado acoso callejero en un espacio público.

Algunas cifras, extraídas de 15 países de todo el mundo, indican la expansión global del acoso callejero: el 80% de las mujeres han experimentado acoso callejero en un espacio público al menos una vez en su vida, con todas las encuestadas reportando un alto nivel de exposición a estos incidentes:

Aún así somos nosotras las que tenemos vergüenza y el sentimiento de culpa, ¿y ellos qué?.

Y a pesar de la prevalencia mundial de este problema, siguen existiendo ideas erróneas, y es necesaria una mayor concienciación sobre la vergüenza y el sentimient o de culpa:

El 53% de los encuestados afirman que las mujeres somos las culpables, por nuestras ACTITUD, COMPORTAMIENTO O APARIENCIA.

Pues a ese 53% os cantamos lo que nuestra compañeras.

Aprender a reaccionar de manera segura.

Además, existe una necesidad educacional de aprender a reaccionar de manera segura: el 86% de los encuestados afirman que existe una falta de formación sobre cómo intervenir cuando son testigos en un incidente de acoso sexual en espacios públicos.

El 33% de ellos afirma que, si hubiesen sabido cómo intervenir, lo hubiesen hecho. Pues bien, parece que vamos teniendo herramientas y educación sobre cómo enfrentarnos a estos comportamientos. ¿Conoces las 5 D´s?.

La metodología de las 5D’sde Hollaback! -un conjunto de herramientas aprobadas por expertos/as – te ayudarán a intervenir de forma segura cuando lo presencies. Te lo contamos más detalle en nuestra web. Clicka aquí.

Usa una D u otra dependiendo de la situación. Intenta estar a salvo y con seguridad antes de hacer nada. Una vez que conoces las pautas para intervenir como testigo, eres tú quien decide si estas herramientas te funcionan o no. Confía en tu instinto, prioriza tu seguridad y recuerda que tu objetivo es mantener a salvo en la medida de lo posible a la persona acosada, no ser una superheroína.

¿Has sufrido acoso callejero?¿Qué pasó? ¿En qué lugares te sientes insegura, acosada, incómoda o excluida? ¡Te leemos!.

“Encuesta internacional sobre el acoso sexual en los espacios públicos durante la pandemia”, realizada por L’Oréal Paris con IPSOS, con datos recogidos en 14 países (incluyendo España) con más de 14.000 participantes, del 25 de enero al 9 de febrero de 2021.

Links de referencia:
https://www.loreal.com/es-es/espana/news/commitment/una-de-cada-tres-mujeres-ha-sufrido-acoso-callejero-durante-la-pandemia/

Alcohol y Fiestas – festivales

EVENTOS MULTITUDINARIOS: SIN FILTRO.

Fiestas multitudinarias, verbenas, tomatinas, festivales… Espacios al aire libre, verano, música, ocio, tradición y cachondeo. La cara de la moneda. Y su cruz: drogas, alcohol, desconocidos agrupados en manadas, conductas aberrantes patrocinadas bajo lemas musicales, violaciones y muertes. Desigualdad de género. No tienes mi permiso en cualquiera de sus formas.

SanFermin

Festivales: no solo de pan vive el hombre.

En España tenemos una larga lista de festivales que, además de ser top por los carteles, abogan por tomar medidas de prevención en contra del acoso sexual: Bilbao BBK Live, FIB, Low Festival, Arenal Sound, Rototom.

Los puntos violetas son espacios de prevención e información para que atienden a cualquier víctima de violencia sexista. Aún así, En 2018, una encuesta publicada por la BBC, nos ofrece datos escalofriantes:

En los festivales, un 43% de las asistentes menores de 40 años dice haber enfrentado comportamientos sexuales no deseados.

Nos gustan los festivales y nos gustan las tradiciones; un verano sin Pamplona de fondo ni es verano, ni es ná.

Sanfermines: hasta el rabo, todo es toro.

Alcohol, drogas, y un alrededor lleno de miles de personas desconocidas. El ambiente perfecto para atacar: violaciones, muertes y, ante esto, impunidad y años de silencio. Echamos la vista atrás:

  • En 2008, Nagore Laffage es asesinada por resistirse a ser violada. Las denuncias, las luchas, los esfuerzos por marcar un antes y un después en este tipo de eventos fueron nulos. El asesino fue condenado a 12 años de prisión y a día de hoy solo vuelve a la cárcel para dormir.
  • En 2016, cinco miembros, hombres, de La Manada, violan a una universitaria en un portal.
  • En 2017, año posterior al fenómenos de La Manada, colectivos feministas y asociaciones ponen en marcha el protocolo de actuación para los Sanfermines.

“Eraso sexistarik gabe, Iruña ask / “Pamplona libre de agresiones sexuales”.

Es en este año cuando la teoría se pone en práctica: se crean acciones propias coordinadas por la intervención policial y la atención a las víctimas. Pilar Mayo, técnica de Igualdad del Ayuntamiento de Pamplona desde hace más de veinte años, hace eco de lo que pasa en las calles

“Algo hace pensar que el territorio festivo se amplía al cuerpo de las mujeres”,

y es Isabel Valdés la que lo refleja en su alegato “Violadas y muertas”.

“Eso parece, sí. Y en ocasiones, de forma pública y mediática, se sigue justificando. En televisión, en radio y en tribunas, a veces (todavía) se comenta que este tipo de actitudes se producen en momentos álgidos, cuando llevaban varias horas bebiendo, o ya de madrugada. Hay quienes creen que, dependiendo de la hora o del estado etílico del agresor o de la víctima un abuso sexual es más o menos grave: a las diez, con el café y la tostada, mal; a las cinco de la mañana, cuando cierran los pubs, no es para tanto.
No.
Son una suerte de cacería. Se parecen en el bullicio con el que se organizan, el evento social que suponen, en cómo se felicita a quien logra la presa, la ligereza con la que se captura al animal, la foto final con el trofeo. En otros términos y en otro espacio pero el ritual alrededor de la mujer es tan parecido que produce arcadas. Y normalizado. Y jaleado”.

El ruido de la calle que apaga el silencio

Las mujeres hemos conseguido revelar nuestro rol en las calles: en el mercado laboral, en los estudios, dentro de la vida política… pero la violencia de género en los diferentes ámbitos no ha disminuido. La calle sigue sin ser de la mujer y no es por su falta de presencia.

En este sentido fue Asia Argento, actriz y directora italiana tuiteó en 2017

“Si todas las mujeres que han sido abusadas o acosadas sexualmente escribieran “Yo también” en sus perfiles, quizás podríamos transmitir la magnitud del problema”.

Con sus más de tres millones de seguidorxs, aquel Me_Too nos iba a empapar de libertad.La conquista de la calle parte del despertar, y el despertar empieza cuando termina el silencio.

La calle necesita legislación. Firma tu petición en change.org.

Enlaces relacionados:

SOS, ¡PIROPOS!,

iPiropo

Lisonjas, requiebros, galanterías, alabanzas, elogios o halagos son las formas más sutiles de acoso callejero. Si estos términos te parecen demodés, puedes llamarlo terrorismo verbal.

Diversos estudios internacionales presentan datos concluyendo que el acoso verbal callejero está presente en todo el mundo y que las cifras no son para tratar el fenómeno como un problema social menor.

En 2017, El OCAC (Observatorio Contra El Acoso Callejero) publicó un estudio que pone claramente de manifiesto lo traumático que es no poder ir por la calle libremente, vestidas como queramos, siendo nosotras mismas y sin tener que soportar impertinencias y piropos de nadie.

POESÍA EN EXTINCIÓN.

La verborrea y el ingenio de los siglos XVII y XVIII dejan una herencia en nuestro país popularizada en la que el hombre, a través de su poder, se impone a las mujeres: frases ingeniosas, lo llamaban por entonces; poesía en extinción, llámese ahora.

El papel de la mujer, el de la buena madre y la buena esposa continúa herido por las palabras de un lenguaje cargado a punta de pistolas de miedo, asco y sinvergonzonería.

El piropo no corteja; es un acto de dominación de género que hace latente en los espacios públicos el principio de superioridad masculina mediante la cual se confirma la existencia de la mujer observada.

La iniciativa del Observatorio Ciudadano de Acoso Callejero en Perú presta atención a los tocamientos, la masturbación pública, pero también al seguimiento, los silbidos, los comentarios sexuales, o las miradas fijas.

“Decimos que es violencia pues, además de ser no deseada, ocasiona en las mujeres impactos negativos como temor a transitar solas por las calles, demoras innecesarias al evitar ciertas zonas consideradas inseguras, gastos extra para poder costearse transporte privado, dependencia de otros hombres (padres, hermanos, parejas, entre otros) a quienes piden compañía y protección en las calles, abandono de centros de trabajo (si la zona del trabajo es considerada insegura para una mujer), entre otros”.

Dice el Observatorio de Perú en su página web.

DESDE HOLLYWOOD CON AMOR.

La industria del cine estadounidense es fuente de influencia mundial; las grandes pantallas de los cines y hogares de todo el mundo están repletas de películas con escenas en las que se identifica a la mujer como objeto de placer. ¿Un ejemplo? Marylin Monroe, sex symbol por antonomasia.

Mucho tiene que ver esto con la cultura del piropo:

El término escapofilia es definido como “instinto o movimiento compulsivo hacia la contemplación placentera de otras personas, ya sea en la vida real o en el cine”.

Y es Laura Mulvey, analista femenina del séptimo arte, explica en su ensayo “Placer visual y cine narrativo” esa búsqueda desesperada del placer a través de la mirada en la figura del personaje feminino.

La industria narrativa de Hollywood, por tanto, se enfoca en el placer voyeurista del espectador hombre, representando a la mujer como un trozo de carne con ojos.

Literatura o cine, España o América, el piropo descansa asentado en una realidad definida que poco o nada tiene que ver con la galantería con la que se definieron en su origen.

“Tanta carne y yo sin dientes”.

Por si no se podía tocar la fibra sin tener tacto. Se destroza la sensibilidad, se abusa del poder.

Y desde Hollywood con amor, nos trasladamos a las calles de Latinoamérica. En 2016, un estudio realizado por Mujeres de la Matria Latinoamericana, puso de relieve que

  • El 100% de las mujeres había sufrido alguna forma de acoso callejero alguna vez en su vida.
  • El 51% fue víctima de comentarios sexistas.
  • Un 70 % de las mujeres recibieron comentarios sobre su apariencia física.
  • El 80% bocinazos o silbidos.

SI TU CUERPO FUERA CÁRCEL…

Reflexionamos sobre la evolución de la sociedad en cuanto al fenómeno y entendemos que la concienciación varía por factores sociales, culturales, y económicos pero que las ciudades ni están preparadas, ni son espacios protegidos para que se pueda actuar en consonancia ante este problema mayor.

La parte buena, porque la hay, es que gracias a diferentes movimientos feministas, como el Observatorio de la violencia de género https://observatorioviolencia.org/, se trabaja desde diferentes partes del mundo con la luz de alarma encendida: abriendo las calles y gritando el cambio.

Ahora ya sí se percibe que existen comportamientos normalizados que no lo son y que miran hacia perspectivas más críticas y sancionables.

Estamos en el camino de la transformación y el papel de nuestros gobiernos es muy importante: es de base tratar el problema con la importancia que se merece.

No me hables, #notienesmipermiso.

Para más información, consulta estos enlaces: